El Gall Fer o Urogallo

Imagen en la que se ve el Gall Fer inspiración de nuestros calcetines de esquí

 

El Gall Fer o Urogallo es un animal que no solo habita en nuestros Pirineos, sino que también en la cornisa Cantábrica y otras regiones de Europa como Escandinavia. Dependiendo de la región pertenecerá a una distinta subespecie.

Lo hemos escogido como símbolo de nuestra marca de calcetines de esquí, ya que, es una especie representativa de los bosques de nuestro territorio, que demuestra nuestro compromiso con este. Por otro lado, es una especie protegida, y queríamos concienciar sobre el peligro que corre.

Les gusta vivir en regiones frías y de alta montaña, con bosques claros, mucha vegetación, agua, y bayas. En el pasado durante las glaciaciones su hábitat era mucho más amplio, pero con el tiempo y el aumento de la temperatura fue concentrando su población.

Suele ser tímido, intenta esconderse de todo el mundo, algo que hace todavía más en invierno. Durante esta época solo puede alimentarse de los pequeños brotes de los pinos, por lo que, cualquier sobreesfuerzo hecho para huir de un depredador o un ser humano, puede suponer una muerte por agotamiento. 

Una de sus principales características es que tiene una dieta estacional, por lo que a lo largo del año varía su alimentación dependiendo de los recursos disponibles. En invierno come brotes de árboles como los del pino. En primavera se alimenta de brotes de haya y hierba. En verano recurre a bellotas, larvas de hormiga, lagartijas e incluso serpientes. Finalmente, durante el otoño come principalmente arándanos.

¿Por qué está en peligro?

Aunque en España se encuentra protegido desde 1986, su población no ha aumentado significativamente. Esto es debido a los peligros que directa o indirectamente afectan a su hábitat, estos son:

  • Densificación de los bosques: muchas de las actividades tradicionales para mantener los bosques se han ido perdiendo, dando paso a este problema.
  • Desforestación: ocurre cuando los árboles de los que se alimenta han sido cortados y ya no abundan en su zona.
  • Urbanismo: el gall fer realiza vuelos muy cortos y de baja altura, por lo que la construcción de una valla o el despeje de un terreno pueden dificultar gravemente su desplazamiento y en consecuencia su capacidad reproductora.
  • Actividades humanas: para reproducirse necesita de mucha tranquilidad, la cual puede verse alterada fácilmente por el senderismo, el alpinismo, el esquí…

Por otro lado, su método reproductivo tampoco es muy eficiente. El celo dura desde marzo hasta principios de mayo. Los machos realizan gritos de reclamo en un punto elevado para atraer a las hembras. Éstas ponen entre cinco y doce huevos, que entierran en el suelo, por lo que son víctimas fáciles de otros depredadores. Además, durante las primeras semanas la mortalidad es muy elevada, causando un lento aumento de la población.

¿Cómo podemos ayudarlo?

Durante el invierno debemos evitar transitar los bosques. La práctica del esquí y las raquetas de nieve se debe realizar por las pistas señalizadas, evitando así posibles encuentros.

En la primavera, el urogallo se encuentra en celo, por lo que por las mañanas realizan sus cantos. Si vamos a buscar setas como la morcella (múrgola), debemos ir a partir del mediodía, y de esta forma, no molestarlo durante la reproducción.

Entre mayo y junio si vamos de excursión, ya sea, andando, en bicicleta o a caballo, debemos ir por los caminos señalizados para no molestarlo. Durante esta época la hembra pone los huevos, pero los puede abandonar si se siente en una situación de peligro.

El Urogallo percibe a los perros como depredadores, por lo que se deben llevar atados durante cualquier estación del año.

En los siguientes enlaces podéis encontrar más información:

(CASTELLANO)

(CATALÁN)

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados